EL SEXTO SENTIDO EN LAS MUJERES

Redacción Laura García ANCOP

Es muy frecuente escuchar que las mujeres poseen un sexto sentido, debido a que detectan con facilidad las alteraciones que hay a su alrededor y principalmente aquellas que se relacionan al hogar cuando para los hombres es más difícil esta tarea.

¿A qué se debe que las mujeres detecten con mayor fácil las alteraciones que los hombres?

La respuesta a este misterio, viene desde los inicios de nuestra especie cuando las mujeres se quedaban en las cuevas a proteger el hogar y a los hijos y, los hombres salían a cazar, por ello las mujeres al tener que procurar la seguridad de sus hijos de cualquier amenaza y, asimismo la supervivencia de la familia las volvió capaces de percibir pequeñas modificaciones como el dolor, hambre, herida, agresión o depresión.

Mientras que los hombres, salían en busca de los alimentos (a proveer), su atención se concentraba únicamente en la presa, dejando de lado cualquiera distracción que le dificultara su labor.

Rubén Gur, profesor de neuropsicología en la Universidad de Pennsylvania, a través de escáneres cerebrales de un hombre demostró que cuando está descansando, al menos un 70 por ciento de su actividad eléctrica está inactiva, mientras que en los escáneres cerebrales femeninos, confirman que reciben y analizan constantemente la información de su alrededor.

¿Qué papel juegan los ojos en el sentido femenino?

La retina, situada en la parte posterior del globo ocular tiene unos 139 millones de células cilíndricas llamadas foto receptores, las cuales ayudan a detectar el blanco y el negro y contiene siete millones de células encargadas del resto de colores.

Las mujeres poseen más variedad de células cónicas que los hombres.

Asimismo, las mujeres poseen mayor espacio blanco en el globo ocular –hace más visibles los movimientos junto, y más fácil la comunicación cara a cara– es así como las mujeres reciben de mejor manera el número de señales al poder descifrar con mayor precisión la dirección de la mirada. Además, poseen mejor visión periférica con un ángulo claro de visión de al menos 45° por cada lado y por encima y debajo de la nariz –algunas otras mujeres tienen 180° de esta–.

Los hombres, anularon su visión periférica para no distraerse de su objetivo, es por ello que les sea más fácil llegar al bar que tienen a kilómetros de distancia que encontrar algún objeto en los muebles del hogar.

De igual manera, en la comunicación no verbal las mujeres pueden detectar y analizar mejor la información, así como transmitirla de un hemisferio a otro para poder integrar, descifrar señales verbales y visuales y de cualquier otro tipo.

Por lo que no, las mujeres no poseen un sexto sentido, sino que son atributos neurológicos y visuales que le ayudan a percibir mejor el mundo que les rodea.

Impactos: 6

Deja un comentario